Casa da Frontaria Azulejada

Es una de las más significativas obras arquitectónicas de Santos, construida en 1865 para residencia y almacén del comendador portugués Manoel Joaquim Ferreira Netto. El edificio con dos pisos, quedó conocido por su fachada de influencia neoclássica, formada por azulejos en alto-relieve importados de Portugal. Diseñado en forma de ‘U’, construcción tenía la apertura hacia el puerto.
 
Con los años, el sobrado pasó a ser utilizado como oficina, hotel, almacén de cargas y por fin, como depósito de fertilizantes. En 1973, fue revocado en nivel federal, lo que provocó suyo  abandono definitivo. Años más tarde, vinieron también revocado por el estado y municipio.
 
En 1986, cuando fue expropriada por el Ayuntamiento, la casa estaba semidestruída, sin el techo y el piso superior. La recuperación de la fachada fue en 1992, con lel retorno de la estructura original de la puerta principal y de los azulejos, restaurados o reproducidos. Realizado por el artista plástico Luís Sarasá, el trabajo constituyó  tarea artesanal, cuyo resultado cuenta con siete mil piezas nuevas. Desde 1995 pertenece a Fundação Arquivo e Memória de Santos.

Foto Lateral
Preto
Esquerda