Santuario de Nuestra Señora del Monte Serrat

Situado el la parte superior del MontSerrat, a 157 metros del nivel del mar, posibilita una visión de 360 grados de toda la Ciudad y también vistas parciales de los municipios de São Vicente, Cubatão, Guarujá y Praia Grande. La imagen de Nuestra Señora de Montserrat, patrona de Santos, y celebrada el 08 de septiembre y las historias de sus milagros son la gran atracción del lugar,  un verdadero marco en el corazón de la ciudad.
 
La construcción de la capilla aconteció entre 1598 y 1603, y el acceso al santuario puede ser hecho por tranvía, que funciona sobre carriles en sistema funicular, o por escalares con 415 escalones, que tiene 14 nichos con representaciones de la Vía Sacra. El Montserrat recibió esa designación en 1604, por orden del entonces gobernador Don Francisco de Souza, español devoto de la santa, patrona de Barcelona, un año después de la construcción de la capilla. Hasta entonces, el local era llamado Cerro de São Jerônimo.
 
Se cuenta que, en 1614, cuando el corsário holandés Joris von Spielbergen invadió la villa, parte de la población huyó para la montana. Al intentar seguir detrás della, los corsarios fueron enterrados por tierra y piedras que cayeron de la montaña. El pueblo atribuyó el hecho a un milagro de Nuestra Señora del Montserrat, lo que acabó por hacerla patrona de la ciudad. En 1927, se inició el sistema de transporte por funicular , con la inauguración del Salón de Fiestas y Restaurante de la S/A Elevador  Montserrat.
 
Además de contar con terrazas y mirador, en 1934 el edifício se convirtió en sede del Casino de Montserrat, que recibió artistas como Carmem Miranda, Francisco Alves y Sílvio Caldas hasta ser cerrado en 1946, cuando el presidente Gaspar Dutra prohibió el juego en Brasil. Reformado en 1998, el edificio dispone de cafetería y sus espacios se destinan a eventos sociales y culturales.

Foto Lateral
Preto
Esquerda